Ética de trabajo de los jugadores de póker profesionales 

0
164
poker

Probablemente seas consciente de la existencia de personas que se ganan la vida jugando al póker los cuales son juzgados al ser considerados como un grupo más de jugadores en su racha de suerte que en algún momento fracasarán. Sin embargo, la verdad es muy diferente.

Esto, debido a que aquellos jugadores profesionales de póker que han estado ganando su sustento durante un número significativo de años en este juego, son profesionales serios que realmente pueden enseñarnos mucho sobre paciencia, trabajo duro y administración de dinero, tres aspectos cruciales necesarios para el éxito en cualquier campo profesional y la vida en general.

Haciéndolo como un profesional

A pesar de lo que algunas personas puedan creer, se necesita mucho más que pura suerte para llegar a ser un profesional del póker. 

Por supuesto, hay algunas personas que tuvieron suerte y ganaron un gran torneo de póker, pero algunas de ellas no son realmente profesionales.

Un verdadero jugador profesional no le importa nada de lo que suceda a corto plazo, sino que se centra en una imagen más amplia. 

La razón por la que pueden hacer esto es porque entienden el juego, las variables que influyen en su dinámica a fin de determinar los beneficios que esperan obtener. 

En este sentido, son muy parecidos a los corredores de bolsa, pero las acciones que negocian son su conocimiento del juego.

Ser mejores que los demás

Aunque la suerte juega un cierto papel en el póker, el juego se basa en una base matemática muy firme y comprensible. 

El hecho de que muchas personas no se tomen el tiempo para aprender estos fundamentos no cambia su esencia, sólo significa que los que lo hacen triunfaran a largo plazo.

Esta es la parte esencial para convertirse en un jugador de póker profesional y hacer de ello una profesión rentable, pero para conseguir esto, los jugadores deben ser mejores que el resto. 

Esto no significa que todos los que se ganan la vida jugando al juego tengan que tener un nivel de juego como Phil Ivey, sino que simplemente deberán desarrollar sus habilidades por encima del 80% respecto al resto de las personas contra las que juegan regularmente, ya sea en directo o en línea, lo que se ha convertido en un desafío aún mayor para los jugadores de Estados Unidos.

Para conseguirlo, los jugadores profesionales necesitan dedicar muchas horas de trabajo, el cual se hace fuera de las mesas y no implica jugar a las cartas. 

En lugar de eso, se trata de calcular los números, comprender las probabilidades y posibilidades y complementar todo esto con lo que saben sobre sus oponentes.

Todo esto no sólo toma mucho tiempo, sino también mucha paciencia, porque la suerte seguirá siendo un factor a corto plazo, así que incluso la mejor preparación no garantiza que no tendrán uno o dos meses malos. Ahí es donde entra en juego el segundo componente.

Gestionar adecuadamente el dinero

Para un jugador de póker profesional, la disponibilidad económica para jugar es la herramienta más importante. 

Sin ella, no son capaces de hacer su trabajo, generando un argumento preconcebido en aquellos que no entienden todos los aspectos del póker reflejado en la pregunta de ¿por qué necesitan preocuparse por el dinero si son tan buenos?

Como se ha explicado, cualquier cosa puede suceder en un solo torneo o durante una noche jugando con dinero en efectivo. 

De hecho, puede tomar un tiempo para que la “suerte” alcance un punto de equilibrio ya que un buen jugador sabe que tarde o temprano todo el mundo está obligado a recibir el mismo número de cartas buenas y malas. 

Nadie es inmune a tener una mala racha, por lo que en el póker nadie está exento de que su suerte caiga en desgracia.

Sin embargo, hasta que eso suceda y la habilidad prevalezca, un jugador de póker necesita mantener un bankroll sano para permanecer en el juego, siendo esto, el motivo por el cual la administración del dinero es esencial en cada paso del camino. 

Ser imprudente con el dinero es una manera segura de terminar con la carrera rápidamente, sin importar lo buenos que sean.

Manejar el dinero adecuadamente equilibrándolo entre su bankroll y el dinero que necesitan para cubrir los gastos del día a día, puede ser más difícil para los jugadores de póker profesionales que para la mayoría de la gente. 

Esto es especialmente cierto para aquellos que juegan póker en vivo, ya que a menudo están rodeados de tragamonedas y juegos de mesa, lo que puede crear rápidamente el escenario perfecto para caer en tentación y ocasionar una gran mella en un presupuesto que de otro modo sería saludable.

El póker: Un negocio serio

Así que, aunque cuestiones a aquellos que toman en serio el póker, hay bastantes cosas que puedes aprender de los jugadores de póker profesionales, debido a que para ellos el póker es una carrera tan competitiva e incierta que requiere mucho trabajo duro y dedicación, incluso, para ponerse a sí mismos en la posición de tener éxito.

Una vez hecha esa parte, todavía tienen que ser muy inteligentes en la forma en que manejan su dinero y siempre mantener la perspectiva frente a todas las dificultades. 

Aquellos que logran hacer esto y construir una carrera respetable ciertamente poseen rasgos para tener éxito en otras áreas profesionales también, y cuyas cualidades podrías tomar como referencia para aplicarlas en tu propia carrera, así como la vida en general.