¿Cómo revertir el retraimiento de las encías?

0
258
encias

A medida que envejeces, las encías tienden a perder la capacidad de mantener la adhesión de los dientes lo cual puede ocasionar el ataque de bacterias causantes de enfermedades vulnerables asociadas con los dientes y las encías. 

Si tienes encías y dientes que son muy sensibles, entonces es más probable que estés sufriendo de retraimiento de las encías. ¿Cómo revertirlo? Existen varios tratamientos entre los cuales se encuentra uno indoloro que puede revertir el retraimiento en las encías.

Tratamiento para las encías retraídas

Si eres de los que acostumbra cepillarse los dientes agresivamente, podrías estar contribuyendo a que con el tiempo tus dientes pierdan adhesión de las encías. 

Tomando en cuenta que muchas personas tienden a cepillarse de esta manera es probable que un 60% de ellas sufra de retraimiento en las encías.

Por esta razón, los dentistas locales están tratando de encontrar un método para tratar el retraimiento de las encías de una manera simple e indolora. 

La única manera de revertir el retraimiento de las encías es con una cirugía larga, y muchos pacientes la encuentran dolorosa. 

¿Cuál es la razón real por la que se produce el retraimiento de las encías?

Existen numerosas razones para el retraimiento de las encías una de las cuales indica que puede deberse a infecciones bacterianas que destruyen la superficie de las encías, infectando también los dientes, lo cual genera un dolor severo causando finalmente que las encías se retraigan. 

Muchas personas están siendo afectadas con esta enfermedad (más de un 50% de acuerdo a un estudio), por lo que se recomienda que mantengas un correcto cuidado de los dientes, así como visitar al dentista para que este realice una revisión adecuada de tus encías y los dientes. 

Si estas cepillando tus dientes agresivamente puedes ocasionar que el esmalte de tus dientes se desprenda, aumentando con ello las posibilidades de sufrir un retraimiento de las encías, donde el sarro que se acumula entre los dientes también puede jugar un papel importante en la aparición de esta enfermedad.

Síntomas de las encías retraídas

El retraimiento en las encías puede provocar dolor, tanto en las encías como en los dientes, además de presentarse sangrado al momento de cepillarte, siendo esto muestra de que las encías se han debilitado y que pueden encontrarse inflamadas. 

Si detectas tales síntomas en tus encías y dientes, se recomienda que visites al dentista y recibas tratamiento para las encías en retraimiento. 

Cirugía para corregir las encías retraídas

Los niveles hormonales femeninos fluctúan durante muchas ocasiones, llevándose a cabo este proceso también durante el embarazo, etapa que puede provocar que las encías se vuelvan sensibles. 

Esto ayuda a las bacterias a atacar las encías y también los dientes, teniendo efecto sus resultados en el retraimiento de las encías cuya recuperación puede llevar mucho tiempo, además de lo doloroso que puede resultar el tratamiento para revertir esta enfermedad.

El dentista generalmente utiliza la técnica de injerto para tratar las encías en retraimiento, proceso en el cual se elimina todo el tejido afectado, injertándolo posteriormente. 

Actualmente muchos dentistas están usando la técnica de la cirugía de orificios pequeños, la cual consiste en una técnica de tratamiento de las encías en retraimiento carente de dolor la cual puede corregir diez dientes a la vez, tomando solo unos pocos minutos para llevar a cabo el proceso donde, incluso, el tiempo de recuperación es muy inferior en comparación con el tratamiento normal. 

Bálsamo de goma Natures Smile para las encías retraidas

Otra forma muy efectiva de tratar las enfermedades de las encías consiste en aplicar sobre estas un producto llamado Natures Smile siguiendo estos pasos:

  1. Coloca una pequeña cantidad de pasta en tus dedos y frota las encías hasta cubrirlas por completo, dejándola durante un minuto para que surta su efecto.
  2. Enjuágate la boca.
  3. Repite alrededor de 2-3 veces al día hasta que mejore.

Las encías retraídas, en un estado inicial, puede prevenirse si se toman medidas rápidamente.