¿Tu startup crece demasiado rápido?

0
226
Tu startup crece demasiado rápido

Cuando comienzas tu propio negocio o compañía, todo lo que puedes pensar es en lo buena que ésta será una vez que el crecimiento comience a ser notorio.

Una vez alcanzado ese nivel significa que las estrategias aplicadas fueron todo un éxito, ¿no? Bueno, no necesariamente. Una frase que cabe como referencia para describir el crecimiento es “todo en su debido momento”, lo que significa que el crecimiento gradual es algo que se necesita más que el crecimiento a toda costa.

Aquí hay algunas razones por las que es malo que tu startup crezca demasiado rápido, y cuáles son algunos de los síntomas de este problema.

Falsas promesas

El mayor problema de que tu startup crezca demasiado rápido es la falta de conocimiento sobre tus posibilidades, ya que uno de los errores que más se tiende a cometer en este tipo de empresas al inicio es aferrarse a cada cliente, haciendo todo lo posible para mantenerlos.

Cuanto más trabajo requieran, más estarán dispuestos a pagar lo que ocasionará que termines por aceptar todas las peticiones que hagan a fin de obtener una jugosa compensación.

Si tu startup comienza a crecer demasiado rápido, puedes sentirte abrumado puesto que puedes estar dispuesto a aceptar todo lo que se te pida e incluso prometer hacerlo aun cuando no tengas los medios para llevarlo a cabo.

Si esta situación se presenta de forma regular, entonces deberás disminuir un poco la velocidad y tratar de construir la infraestructura de tu startup de abajo hacia arriba, antes de expandir aún más tu base de clientes.

Esto, debido a que la incapacidad de llevar a cabo un trabajo podría causar que obtengas mala reputación, y pierdas incluso algunos de tus mejores y más confiables clientes por lo que resultara más apropiado dar un paso a la vez.

Selecciona el mejor equipo de trabajo

Tu fuerza laboral crece de acuerdo con la cantidad de trabajo que se necesita hacer pero, desafortunadamente, esto rara vez sucede en la vida real.

En muchos casos se tiende a contratar a más personas de las que necesita, o se trata de hacer negocios en una situación donde la startup cuenta con poco personal para llevar a cabo sus operaciones.

La mejor manera de abordar esta cuestión sería invertir en calidad más que en cantidad al momento de contratar personal para formar parte del equipo de trabajo de tu startup.

Lo que necesitas hacer es reunir al mejor personal a tu alrededor para que cuando las cosas se pongan difíciles, puedan mantener la estabilidad de la startup con un trabajo efectivo y no apelando a los números.

Por este motivo, tendrás que encontrar la manera de atraer con éxito a los jóvenes talentos a tu empresa ya que, como dijo una vez el famoso filósofo griego PlatónUn hombre es mejor que mil si es el mejor”.

Delega el mando de tu startup

Hace un tiempo tenías la capacidad de hacer la mayor parte del trabajo por tu cuenta y ahora, por alguna razón, empiezas a notar que este ya no es el caso. Si has detectado esto como un problema, puede ser que tu startup haya crecido tan rápido que no te tomaste el tiempo necesario para desarrollar una gerencia media.

Supervisar a todo el mundo, gestionar las finanzas y reunirse con los clientes no es tarea fácil, y si le sumas a eso una startup con un vertiginoso crecimiento entonces esto hará que pases la mayor parte de tu tiempo reuniéndote con banqueros, periodistas mientras no haya nadie que te reemplace.

Para evitar esto, deberás empezar a buscar un reemplazo a tiempo, ya que necesitarás que alguien ocupe tu lugar en el momento que debas atender compromisos de manera frecuente fuera de la startup, y encontrar a esta persona no suele ser una tarea fácil.

Por lo tanto, es apremiante que comiences la búsqueda a tiempo o incluso preparar a uno de tus empleados más jóvenes para que un día asuma esta posición vital.

Como puedes ver, donde hay voluntad siempre hay un camino, pero debes recordar que pavimentar el camino al éxito siempre lleva tiempo.

Después de todo, ni siquiera Roma fue construida en un día, así que tal vez tu startup tampoco debería serlo. Ármate de paciencia ya que el mundo de los negocios no es una carrera, sino un maratón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here